Carta a mi Padre

by - junio 21, 2020

Comenzar a escribir sin duda es a veces tan complicado, porque hay tantas cosas que quisieras expresar y los mismos sentimientos no te dejan hacía dónde encaminar. Sin embargo, de una forma amorosa vengo a agradecer a Dios la dicha de tener a papá conmigo, y que aunque estemos lejos a veces y no estemos comunicándonos a diario, sabemos que estamos unidos, porque en el fondo de mi corazón, sé perfectamente que navegamos en la misma frecuencia del amor.


Mi padre es una persona sumamente amorosa, dadora, aunque el pasado del machismo y prejuicios tontos de la sociedad le impedían ser más cercano, hoy junto con él hemos crecido y roto esas barreras absurdas que impiden demostrar el amor y que no sirven más que para alejar. La frecuencia de la que hablo es precisamente de aquella en la cual hoy por por hoy no hay un prejuicio de darle un abrazo un beso y decirle te quiero mucho.

Para mí, mi padre significa paciencia, tolerancia, amor, es un ser con grandes cualidades y virtudes, y que por supuesto también con su carga de puntos negativos como todos los seres humanos... Pero en este momento vengo a enaltecer sus grandes virtudes humanas que lo hacen ser único y especial.

Dador. Desde que tengo uso de razón se ha pasado la vida trabajando y dándonos lo mejor que puede a sus hijos, siempre pensando en el mañana y apoyándonos en toda situación o compromiso en los que nos hemos envuelto. 

Tolerante. Dentro de su intolerancia predomina más su tolerancia hacía las situaciones familiares, tratando de encontrar un equilibrio en dónde las partes puedan lograr entenderse.

Amoroso. Es un gran ejemplo de amor a la vida, de tomar las situaciones lo más ligeramente posible, creo que entiende el concepto de que la vida es solo una y procesa de que ésta se debe de vivir de forma relajada, sin tanta aprensión.

Responsable. Con apoyo de su gran brazo derecho mi madre, mi papá siempre ha sido el más responsable que he podido conocer, nunca nos faltó nada en mi infancia, adolescencia y etapa joven; recuerdo nunca haber tenido problemas por falta de pago de colegiaturas escolares o de no haberme dado lo que en su momento requería para mi aprendizaje. A pesar de que en mi formación  universitaria se negaba a apoyarme, mi madre como gran mediadora y buscando igual lo mejor lo convence que era lo mejor para su servidor en tener un respaldo profesional que me amparara, y bueno lo demás es historia.

Trabajador. Su taxi, lo relaja, lo hace socializar y estar en constante movimiento; disfruta y encuentra un sentido de vida dando un servicio a la sociedad, le admiro esa labor, inclusive, recordando, había momentos que le hablaban de madrugada para hacer un viaje y él se levantaba a esa hora para hacer el viaje. Muy emprendedor, gracias a la impulsora base mi madre, que siempre vio la forma de generar y hacer crecer la economía en la familia y eso nos dio una visión de que el dinero si se puede multiplicar si nosotros lo producimos. Como buen universitario decidí ser un "Godin" por el momento, pero si creo y me gusta el emprendimiento como a ellos. Y que decir de las tierras, tratando de estar al tanto de que éstas sigan su cause para la producción de la caña, base de cultivo de mi pueblo de origen.

Por supuesto, que hay más cosas que puedo enaltecer de él, pero estas son las que se me vienen a la mente en este momento de reflexión. 

Agradecimiento.- Realmente agradezo a Dios la dicha de tenerte como padre, creo que el dicho de que uno antes de nacer elige quienes serán tus padres, si puede tener cierta lógica. Porque me has ayudado a crecer junto con mi mamá y me han dado ejemplo de amor, perseverancia y de éxito.

Gracias a la vida por tanto.

Gracias papá por estar aquí.

Te amo

Arturo Sierra Márquez (Beto).

PD. Y para todos mis abuelos y bisabuelos, tatarabuelos y toda la dinastía de la que provenimos, os mando un abrazo con mucho amor y mucha luz pidiendo su ayuda a todos nosotros que aún estamos en esta dimensión.

You May Also Like

0 comentarios