2020 transformador!

by - octubre 23, 2020

2020 año de grandes transformaciones espirituales en los seres humanos, el cual ha significado una sacudida bastante interesante en la mente y la conciencia humana, de reflexionar que estoy haciendo bien, que hago mal, y evolucionar en un nuevo trance sin olvidar tus orígenes, fortalecer tu espíritu y ser mejor persona.

La pandemia ha venido a lograr un cambio drástico en la sociedad global, una economía devastada para la mayoría, para otros ha servido el echar a volar la imaginación y ha sido su gran oportunidad para crecer financieramente; otros se han ido de esta dimensión, otros lloran, otros ríen, y al final la vida sigue tomando su curso en donde hemos tenido que adaptarnos a nueva normalidad virtual para seguir adelante con nuestro proceso humano. Si bien hemos dejado de vernos y abrazarnos, también ha sido notorio el valorar más a nuestro semejantes.

El cambio ha venido para muchos desde adentro, pareciera que hemos vuelto a nacer y hemos regresado al pasado fortaleciendo nuestros senderos de la fe en nuestro creador y alcanzando comprender que no somos nada en este gran mundo que si lo analizamos a detalle, somos una pequeña partícula que tiene su función y la cual debe trascender por algún motivo personal, pero también espiritual.

Ya sé que hay muchos que no creen en esa parte, que consideran que solo existe la materia, pero algo tan maravilloso como lo es la vida, con todas sus particularidades, elementos y grandezas, no puede existir de la nada, creo firmemente en que hay algo que lo generó y eso nos lleva a la conclusión de nuestra naturaleza y vulnerabilidad humana y el pequeño paso que tendremos en este mundo, pero que a la vez puede ser muy grande si nos enfocamos a despertar y entregar lo mejor que podemos hacer. No solo en el campo laboral sino en toda relación que implica aportar. 

Esta energía creadora está inspirada en el amor universal y precisamente es lo que nosotros estamos destinados a dar, pero qué difícil es entenderlo cuando dentro de un mundo lleno de tantas cabezas que se expresan de forma singular; sin embargo, hay algo que nos regula y nos invita a estar bien con nosotros y con los demás y en estos momentos queda perfecto el aprovechar este movimiento perturbador que ha logrado que las sociedades se transformen, se humanicen y concienticen de que lo más grande que tenemos, no es la riqueza material, sino la espiritual y de cómo logras encajar con los demás para brindar parte de ti, de una manera positiva, que considerándolo, es lo que vale de nuestra vida.

El momento idóneo para valorar y conectar con todo tu alrededor, incluyendo con la luz energética de las plantas, las piedras, el agua, los elementos de la madre naturaleza y por qué no, también con aquellos seres que dejaron huella y de una forma inexplicable sentimos su calor, su amor, su apoyo y guía, lo cual al final es la conexión que podemos tener con nuestro creador, y vale la pena tomarse de la mano de él. Aunque a veces no entendamos por qué pasan las cosas las cuales pudiéramos pensar que son injustas, pero que si lo canalizamos desde la parte espiritual, esta nos alecciona y nos da mucho significado a nuestra vida, porque encontramos respuestas desde el corazón, un corazón puro y hermoso como lo representa él. La chispa de la vida que se desprende de esa parte humana, ese cúmulo de energía suprema.

La conexión es invariable, no hay una guía única, existen miles de formas para lograrlo; puedes intentar conocer todo lo que existe y estoy seguro que TODO te llevará a encontrarle sentido, amor y agradecimiento por lo vivido, logrado y no alcanzado inclusive; así mismo crecimiento humano, fortalecimiento y valoración.

El 2020 representa sin duda un antes y un después en el mundo entero, es como el frenar todo un sistema para llevarnos a introspección personal de qué he hecho, qué no, y para dónde quiero ir; si bien lo he conversado en otros escritos de la importancia que tiene el fomentar el sentido de la vida que de una u otra manera puede estar conectada con tu misión y que está se encuentra conectando con la luz divina, con tu yo superior y reconociendo las grandes virtudes que Dios te ha regalado... Sé que ta veces tenemos que tomar otros caminos, esto debido a la subsistencia, pero reconociendo que es necesario también concretar "ESO" que llevamos dentro para nuestra realización, que reitero está conectado con el sentido y la visión.

Está visión-sentido-misión puede estar encaminada a varias ramificaciones, dentro de ellas una de las cosas generales que debiésemos trabajar sin duda es qué aportó a los demás, qué se alimenta en ti; y éste último tendría que ser el más importante, seguido de lo demás.

Este 2020 que aún no acaba sigue removiendo nuestro interior y las emociones; seguro que sacudiéndonos porque nos sigue sorprendiendo, ¿Pero qué es lo que debería de hacer para controlar todo este cúmulo de energía que se propaga por doquier?... Trabajar tu espiritualidad puede ser tu arma más poderosa, y haciéndote "mega" consciente de que requieres seguir avanzando, haciéndote responsable.

¿Qué es conectar con esa energía suprema, de lo que mencionaba en párrafos anteriores?...

Conectar es creer, primero que nada, es un acto de comenzar a normar tu mente en que tu ser no es absoluto, dentro de tu independencia hay una hermosa energía que te ata a la humanidad, a la naturaleza, como cuando se dice que somos seres sociales por naturaleza. Sí eres un ser único e irrepetible, pero dependiente de una energía, una luz creadora, que alumbrará en toda tu existencia aunque te resistas a creerlo.

No quiero ofrecerte ninguna fórmula para la conexión, porque esta filosofía de escritura respeta demasiado tu formación religiosa u espiritual y me encanta que lo seas sin importar la forma, sino la esencia de lo que encierra tu formación aunque sea diferente a la mía; lo que si te pediría es compartir porque de eso se trata la vida =) y está bien también me abriré a compartir algunas experiencias porque todo ofrece un conocimiento.

Hay algo que por mí experiencia de  vida y de los años me ha llevado a reflexionar y que sin duda lo he desarrollado en base al cúmulo de experiencias sociales, profesionales y de entrenamientos, una sana forma de recibir es a través de sana MENTALIDAD ABIERTA.

Esta te lleva a fantásticos mundos los cuales te dan mucho aprendizaje, conocer diferentes formas de pensar, aumenta tu catarsis por conocer y entre más encuentras razonas que simplemente todo se relaciona, evoluciona, ayuda y encuentras que la absolucencia es solo un espejismo y a la vez es un espejo porque todo te lleva a un mismo punto. Lo importante es creer y hacer, encaminándolo hacia el bien en común y personal.

Este 2020 ha representado una forma diferente de amar, no estamos tan cercanos de las personas que queremos pero quizá por eso las valoramos más, es el momento idóneo para fomentar el amor. Sé que me podrás decir que seguramente es porque mi vida es color de rosa, y te respondo desde la realidad es que no, pero que si decido agarrarme de este bello sentir porque me ayuda a romper muchos obstáculos expresar mis verdaderos sentimientos, sin caretas y eso me puede llenar como persona. Yo te diría que esa ira que pudieses tener la transformes en un amanecer rojo lleno de corazones, siéntelo, visualizalo y reconoce que eres amor y que viniste a darlo, aun con las duras y amargas situaciones que pudiste a ver vivido en tu pasado, porque tú presente lo estás decidiendo y esa forma de ser, no tengas duda, repercutirá para bien o para mal, un resultado obtendrás, el cual deseo que sea positivo, pero depende de tu conciencia de elección.

Dentro de la mentalidad abierta, esta me permite agarrar de la mano a uno de los valores universales por todos los siglos de los siglos más importantes que es el RESPETO. Con éste he aprendido que puedo interactuar, hacer buenos lazos sociales y conectar con muchos corazones aunque no sean igual que yo, y es que nadie tiene porque SERLO. Si el universo es perfecto con toda su diversidad. 

Pensando en que yo soy igual a los demás, respetando su efervescencia sinigual, me lleva a conectar con otro aspecto de la justicia que es el "NO JUZGAR" solo porque sea diferente a mi, sino aceptar que dentro de ese contexto puedes rescatar toda la poca o mucha luminosidad de esa ocasión y seguir creciendo como ser humano.

El 2020 me ha llevado a entregarme más a mismo, conociendo cada partícula y logrando remover muchas formas mentales que no me ayudan, aunque sigo en la batalla y la búsqueda, pero sobre todo reconociendo que si entrego mi esencia, esta me ofrece frutos de autenticidad pura, disparada de resultados agradables y fabulosos.

Quiero pensar que hay algo del 2020 que no puedes perdonar el que todo se haya detenido, estoy seguro que tuviste excelentes planes y que estos se vieron tirados a la basura como cualquier "tiliche" que no sirve, pero hasta eso te puede servir para algo, solo es cuestión de pensar, porque los mecanismos son infinitos y a pesar de no ser el momento más favorecedor, pudiera ser otro lleno de oportunidades alcanzables desde enfoques imaginados.

¿Quién eres en este 2020?.... Hay algún cambio de vida o alguna conciencia distinta?

Ojalá que así sea... te deseo siempre lo mejor y que lo venga sea transformador para ti como lo ha sido este 2020, pero con la diferencia en que tú si tienes la capacidad de aprovecharlo para sacarle el mejor partidos de la vida.

Te amo hermano(a) tú que me lees, llena de amor tu diafragma y exhala con una gran vitalidad transformadora.

¡BENDICIONES PARA TODA LA HUMANIDAD!

¡CELEBRACIONES DEL DÍA DE MUERTOS!... TE RECUERDO CON AMOR: ABUELO BETO, MAMÁ MARINA, PAPA ENRIQUE, DOÑA LUCY, y DEMÁS FAMILIARES, CONOCIDOS Y AMIGOS QUE SE FUERON AÑOS PASADOS.

¡CON AMOR!

KARLOS SIERRA

You May Also Like

0 comentarios